Más que filantropía…

Filantropía es un término utilizado comunmente para etiquetar al ” amor por el ser humano” y todo lo que a su género se refiera.  Específicamente lo escuchamos cuando una persona habla de donaciones o cualquier tipo de ayuda brindada a otra. Sin embargo, ésto también involucra el desarrollo de mejoras en la calidad de vida de la sociedad en general.

Por otro lado, la caridad, proviene de la virtud teologal de “Amar a Dios sobre todas las cosas y amar al prójimo como a nosotros mismos”.

Conociendo los conceptos anteriores, ¿Cómo se relacionan  ambos en nuestra sociedad?

Primero debemos comprender que no toda obra de caridad se realiza con fines filantrópicos, y no toda idea filantrópica es una obra de caridad.

Podemos entender “obras de caridad” como donaciones a iglesias,   a algunas ONG’s (luego explico por qué algunas), ayudas a marginados o apoyo general que involucre o no dinero, sin tener como propósito el recibir algo a cambio. Sin embargo, muchas de estas obras no van ligadas a un sentimiento o a una idea. Muchas veces estas obras se realizan con el simple fin de hacerlas por moda o por la creencia de que es lo que “se debe hacer”. Incluso el hecho de “sin recibir nada a cambio” se puede ver mermado al tener el deseo de recibir favores de Dios a cambio. La caridad que es fruto del deseo de ser mejor persona y ser empáticos con la realidad de otros, no sólo es escasa, sino que se tergiversa a diario cuando damos sólo lo que nos sobra.

Por otra parte, la filantropía, va más allá de dar algo. Ya que esta involucra el desarrollo de ideas que no sólo ayuden a otros, sino que esta ayuda se vuelva constante y autosostenible. No es lo mismo dar pan a alguien que darle las herramientas y los ingredientes para que aprenda a hacerlo. Ambas intenciones son buenas, pero de forma independiente pueden carecer de valor a largo plazo. Explicando el punto que puse en parentesis anteriormente sobre ‘Algunas ONG’s’, decìa que sólo algunas se alimentan de caridad; ya que actualmente muchas de estas organizaciones no sólo promueven el bienestar social a través de donaciones recibidas, sino que a su vez,utilizan éstas donaciones para implementar mecanismos que generen un cambio real en la sociedad y por ende mejoren la calidad de vida las personas.

En fin, esta es sólo una pequeña reflexión para que la tomemos en cuenta a la hora de ayudar al prójimo. Comprendiendo que toda ayuda que se dá, sabe mejor cuando se hace con ganas y sin motivos secretos; y se siente mejor aún cuando se brinda ayuda en algo en lo que uno como persona, realmente cree. Cada vez que vayas a ralizar una obra, pregúntate: ¿Por qué lo hago?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: