Un tema de confianza…

Según Wikipedia “La confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y pensamientos. La confianza se verá más o menos reforzada en función de las acciones”. Entonces entiendo que la confianza es algo que depositamos en las personas por decisión propia. Y según esta definición, confiar consiste en “creer” que los demás actuarán de acuerdo a como esperamos que actúen. Entonces, no le encuentro sentido a que pensemos que alguien destruye nuestra confianza si ésta es un riesgo que asumimos todos. Y cuando asumes un riesgo es porque los resultados pueden ser o muy favorables o todo lo contrario (a mayor rendimiento, mayor riesgo). Por lo que creo que es absurdo culpar a alguien por romper tu confianza si sabes que ésta te pertenece y está forjada por tus propias expectativas. Entonces dejar de “confiar” en el resto de las personas a raíz de esa “ruptura” es todavía más absurdo, porque es como tener una gallina, poner todos sus huevos en una canasta, que alguien te la robe y tomes la decisión de morir de hambre, aún teniendo la gallina contigo. No aprendes a administrar el riesgo y pa’ colmo te das por vencido en algo que es tuyo. Posiblemente no recuperes esa canasta pero tu gallina si puede poner más huevos.

Advertisements

Velocidad = Distancia / Tiempo

En clase de física te enseñan que la velocidad media de un objeto corresponde a la distancia recorrida por un objeto dividido por el tiempo transcurrido. Entonces, utilizando esa fórmula básica, y conociendo el tiempo y la distancia entre el objeto y el destino, fácilmente puedes conocer el valor de la velocidad. Ahora bien, el asunto se pone complicado cuando no sabes dónde está parado el objeto o hasta donde ha realizado su recorrido. Más complicado aún cuando desconoces el tiempo porque simplemente no fue medido. Traduciendo esto al día a día, ¿Qué es lo que realmente nos frustra, la velocidad con que ocurren los acontecimientos, el tiempo que toma que ocurran, o la distancia que nos separa de ellos? Los tres factores están relacionados, los tres varían y los tres nos roban la calma en muchas ocasiones, pero… realmente deben robarnos la calma? ¿O somos nosotros los que determinamos estas medidas y su impacto en nuestras vidas? Al final del día son resultado de estudios y definiciones humanas. Por lo que si algo sucede más rápido o más lento de lo esperado, podemos elegir pensar que es el momento adecuado y no desesperarnos por factores que varían de acuerdo a infinidad de eventos.

Tras la ventana…

Tras la ventana, veía los rayos del sol caer sobre las hojas de los árboles. Se preguntaba cuántos amaneceres habrían iluminado los mismos árboles, cuántas hojas habrían muerto y cuántas otras habrían vuelto a nacer. La brisa cálida incitaba el baile de los verdes, mientras las nubes seguían su recorrido…Un espectáculo digno de admirar. Por qué entonces no duró su sonrisa? Un pensamiento lejano, seguido de una lágrima invadieron su mirada nublando el paisaje. No es acaso esta imagen un regalo o un significado claro de felicidad?

Tantos pensamientos pueden invadir la mente de alguien que opaquen los sentimientos de felicidad. Si fuera más fácil entender el corazón y su conexión con nuestra mente, podríamos tener mayor control de los sentimientos? O hacerlo sería quitar la escencia de lo que realmente son?

 

 

Más que filantropía…

Filantropía es un término utilizado comunmente para etiquetar al ” amor por el ser humano” y todo lo que a su género se refiera.  Específicamente lo escuchamos cuando una persona habla de donaciones o cualquier tipo de ayuda brindada a otra. Sin embargo, ésto también involucra el desarrollo de mejoras en la calidad de vida de la sociedad en general.

Por otro lado, la caridad, proviene de la virtud teologal de “Amar a Dios sobre todas las cosas y amar al prójimo como a nosotros mismos”.

Conociendo los conceptos anteriores, ¿Cómo se relacionan  ambos en nuestra sociedad?

Primero debemos comprender que no toda obra de caridad se realiza con fines filantrópicos, y no toda idea filantrópica es una obra de caridad.

Podemos entender “obras de caridad” como donaciones a iglesias,   a algunas ONG’s (luego explico por qué algunas), ayudas a marginados o apoyo general que involucre o no dinero, sin tener como propósito el recibir algo a cambio. Sin embargo, muchas de estas obras no van ligadas a un sentimiento o a una idea. Muchas veces estas obras se realizan con el simple fin de hacerlas por moda o por la creencia de que es lo que “se debe hacer”. Incluso el hecho de “sin recibir nada a cambio” se puede ver mermado al tener el deseo de recibir favores de Dios a cambio. La caridad que es fruto del deseo de ser mejor persona y ser empáticos con la realidad de otros, no sólo es escasa, sino que se tergiversa a diario cuando damos sólo lo que nos sobra.

Por otra parte, la filantropía, va más allá de dar algo. Ya que esta involucra el desarrollo de ideas que no sólo ayuden a otros, sino que esta ayuda se vuelva constante y autosostenible. No es lo mismo dar pan a alguien que darle las herramientas y los ingredientes para que aprenda a hacerlo. Ambas intenciones son buenas, pero de forma independiente pueden carecer de valor a largo plazo. Explicando el punto que puse en parentesis anteriormente sobre ‘Algunas ONG’s’, decìa que sólo algunas se alimentan de caridad; ya que actualmente muchas de estas organizaciones no sólo promueven el bienestar social a través de donaciones recibidas, sino que a su vez,utilizan éstas donaciones para implementar mecanismos que generen un cambio real en la sociedad y por ende mejoren la calidad de vida las personas.

En fin, esta es sólo una pequeña reflexión para que la tomemos en cuenta a la hora de ayudar al prójimo. Comprendiendo que toda ayuda que se dá, sabe mejor cuando se hace con ganas y sin motivos secretos; y se siente mejor aún cuando se brinda ayuda en algo en lo que uno como persona, realmente cree. Cada vez que vayas a ralizar una obra, pregúntate: ¿Por qué lo hago?

Tema Controversial: Producto Nacional vs. Importado

Para los gustos se hicieron los colores… o las nacionalidades!

Uno va por la calle escuchando cada cosa, pero un tema que nunca falta es “los extranjeros se están llevando TODO..”

Para el que no ha entendido aún, estoy hablando de mujeres y hombres… y sus relaciones!

Toda mujer ha dicho en algún momento “no sé que le ven los hombres a esas manes”. Y uno que otro hombre se ha quedado pensando que las mujeres prefieren a los tipos de otro país disque por exquisitas.

Pues no es tan así…

Trataré de ser objetiva en este campo sin intención de ofender a nadie, ni se me señale por andar comparando (aunque me da igual si lo hacen).

Hay que reconocer que las panameñas somos bastante especiales… Especiales de la forma buena y en la forma “especial” jajaj..pero en cariñosas y atentas no nos llevamos el Oscar.
Es totalmente comprensible que venga una parce o chamita que no espera nada, con sus tratos de amabilidad, y pam! conquiste el corazón algún panameñito. Que se le va a hacer? Es su forma de ser y a cualquiera le gusta que lo traten como rey!. Ahora bien, no tenemos que cambiar nuestra escencia y  ser como ellas, pero dejando la envidia de un lado, y reconociendo que todo ser humano es valioso, no caería mal a un par de gente agarrar un par de tips de estas mujeres. (conste que estoy hablando de las que son buenas pelas y no las rompecorazones y rompebolsillos que van de aquí por allá).

Y los panameños qué? Esta conversación interminable con mis amigas de cómo hay que buscar extranjeros porque los panameños no valen la pena…. por favor! Esto lo dicen las que más enamoradas de ellos quedan! Cada hombre es diferente, no se engañen. A un buen par deben admirar (sean sus papás, hermanos, amigos)…y,  como sabemos que nadie es perfecto, mucho deben quererlos! Sin embargo, es muy cierto que muchos extranjeros tienen una mentalidad diferente (dependiendo de donde sean), son atentos y saben valorar a una mujer por lo que es; y esto, en muchas ocasiones puede llevar a que sean los preferidos.
Sea como sea…Panamá es un país pequeño, hay poca gente aquí. Denle la bienvenida a los que entran, sean felices por los que salen. Atrévanse a conocer gente nueva y no se traumen por nada. Porque lo que es para uno, es para uno y lo que no es para el perro se lo come el gato…o como sea!  Chauuu 😉

Día Internacional de la Mujer

I don’t mind living in a man’s world as long as I can be a woman in it… ” – Marilyn -“Quisiera poder pensar como los hombres o actuar como los hombres…”: Las frases tontas de la semana! Ser mujer es demasiado bueno y tratar de ser otra cosa es un desperdicio. Si todas las mujeres apreciaran realmente lo que son y pensaran lo mismo de todas sus amigas, este mundo sería más fácil para cada una! Una mujer es como el mejor de los libros (no necesariamente un best seller): para algunos la portada es todo lo que importa; para otros, deborar sus páginas y lograr conocerlo, es un placer. Pero nadie, nadie… puede hacer un resumen de él o ser experto más que su propia autora! Vivimos rodeados de estereotipos e ideas falsas de cómo debe ser cada quien que nos olvidamos de cultivar nuestros verdaderos dones y atributos. Tener éxito, belleza, amor, espiritualidad y tantas otras cosas más, es relativo en la vida de una mujer, ya que dependiendo del ojo con que las vea, podría tenerlas todas! En fin.. esta es una pequeña reflexión en una fecha más que alguien firmó en un papel y decretó como día internacional…pero puede ser mas que eso!…puede ser un día en que escuches tanto la palabra mujer que tu subconsciente comprenda lo lindo que es serlo! 😉

Pensamientos Inesperados

Cuántas veces hemos escuchado que cuando pensamos que algo va a suceder, sea bueno o malo, pierde importancia o es mas fácil de asimilar? Cuántas veces nos han dicho que si estás preparado para que algo ocurra, no te afectará de igual manera?… Pues ninguna es cierta! No se puede preveer un sentimiento, ni se puede estar consciente del futuro todo el tiempo. Todo lo que pasa en el día a día, es algo inesperado y no se puede estar al tanto  de las consecuencias de cada situación (ojo! no estoy diciendo que no hay que estar anuentes de los riesgos de cada acontecimiento) …pero ¿Quién deja de ver una película porque conoce su final? ¿Quién deja de probar algo porque a otro no le guste? Solo aquel que no desea… vivir su propia experiencia!